ciencia clip 3

¿Será ese carácter tan personal e informal que lucen los youtubers lo que le ha dado tanto éxito a esta plataforma de vídeos? Inés Dawson, divulgadora de ciencia en Youtube, muy personal e informal, está convencida de ello, dice que dicho carácter “aumenta la confianza entre la audiencia y el creador de contenido”, pero que también el éxito se debe a “la gran diversidad de contenido disponible en la plataforma; existen canales para todos los gustos”. Lo cierto es que cada vez son más sus usuarios.

Ines-Table y Draw Curiosity son Inés Dawson. Desde estos canales, uno en español, otro en inglés, que acumulan cada vez más y más suscriptores, divulga su gran pasión: la biología. Le chiflan los insectos. Y lo transmite; vaya que si lo transmite. Pero ¿en qué medida es mérito suyo o de la propia plataforma? Según ella, “la divulgación en YouTube permite llegar a las personas más jóvenes y ofrecer una perspectiva fresca sobre el pensamiento científico, sin requerir poco más que una mera conexión a Internet”.

Y, sí, Dawson tiene un secreto: “La clave para divulgar exitosamente en YouTube es ser fiel a uno mismo. La autenticidad y la personalidad de los presentadores se valora muchísimo en la plataforma”. Fiel a sí misma, Inés Dawson nos dará en D+i, entre otras cosas, consejos para manejarse en Youtube. ¿Que cómo vive la divulgación? “La ciencia no es una mera serie de hechos, sino un campo que está constantemente cambiando a medida que investigadores realizan nuevos descubrimientos. Es decir, no hay que contar sólo los resultados, sino también el camino recorrido para alcanzar ciertas conclusiones, de modo que el público pueda aprender a aplicar el pensamiento científico y crítico en otros ámbitos de su vida”.

Diego Ortega, autor y director de PDICIENCIA, practica otra versión bien distinta de divulgación en Youtube, pero coincide con Dawson en que “el desparpajo y la naturalidad” ayudan mucho a ampliar la lista de seguidores. El de Ortega es un programa hecho por y para personas con discapacidad intelectual, un proyecto de divulgación inclusiva. Y cuenta que, “para confeccionar un episodio de PDICIENCIA, deben confluir unos cuantos elementos”. A saber: “Por un lado, la elaboración y confección de contenidos; sinergias que logra el equipo con los científicos y centros de investigación colaboradores; y recursos de elaboración propia en los talleres de cine y creatividad que se realizan en AFAMP”.

Personas con diferentes capacidades componen el equipo de PDICIENCIA. En D+i tendremos probablemente una parte importante del mismo. Y en la coctelera, “la preparación guionizada y el desparpajo y naturalidad de los miembros del equipo”. Mejor vemos un episodio y lo comprendemos mejor. “Durante la grabación de todos estos contenidos nos lo pasamos pipa”, comenta Ortega. Ni que lo diga.

Su secreto: “No tener límites ni imponérnoslos y procurar ser lo más frikis posible, procurando ser inclusivos, riéndonos de nosotros mismos y de todos los estereotipos que existen sobre la discapacidad, para demostrar que es posible hacer un trabajo serio y de calidad de divulgación científica desde el humor. Nuestro equipo tiene una ilusión tremenda por hacer las cosas bien, aunque no salgan a la primera”.

Otra modalidad de youtuber: Uxune Martínez, responsable de difusión científica de la Fundación Euskampus. Coordina CienciaClip, un concurso para jóvenes de vídeos para Youtube. Participó activamente en la redacción de las bases, coordina a las personas implicadas, responde las dudas y consultas de los concursantes y ve todos los vídeos. No ‘da la cara’ ante la cámara, pero sin ella CienciaClip no existiría. Pero sí, estará también en el Mundo Youtuber de D+i.

Martínez ha comprobado que “la televisión ha dejado de ser un medio para todos los públicos y, aunque las generaciones más jóvenes pasan horas frente a las pantallas consumiendo contenido audiovisual, ven poca televisión”. Ha visto cómo “los adolescentes conviven, siguen y tienen como referencia a autores de vídeos que comparten opiniones, historias y contenidos en YouTube”.

“El éxito de los youtubers -nos dice Uxune Martínez– se debe, entre otras cosas, a su cercanía, al desarrollo directo de los temas y a su lenguaje coloquial. Además, realizar un vídeo y subirlo a la red no parece tarea complicada, menos aún para los jóvenes habituados a usar herramientas para grabar y editar. Por lo tanto, ¿por qué no haces tú lo que tanto te gusta ver?”.

Y hay más. Como D+i aspira a ser una muestra fiel de la gran diversidad existente en la Plataforma, Rocío Vidal, mejor dicho La Gata de Schrödinger, no faltará. Hablará de mujeres científicas en Youtube, de credibilidad y polémica. Con 101.690 suscriptores a sus espaldas, Vidal hace divulgación de la ciencia desde una perspectiva escéptica y con un toque de humor muy personal. Sus vídeos superan siempre las cien mil visualizaciones. Y éste llegó hace unos meses al millón.

Vidal no puede estar más de acuerdo con lo que opinan sus compañeros en D+i: “Desde el principio tuve claro que tenía que ser yo misma en la plataforma, dejar atrás los miedos al qué dirán o qué opinará la gente sobre una chica de veinticinco años con gustos ‘frikis’ que hace vídeos en Youtube y no tener tabúes o líneas rojas en el contenido”. ¿Su fórmula para el éxito?: “Encontrar el equilibrio entre entretenimiento, ritmo dinámico, temas que enganchan y que causan polémica y el rigor que tiene que caracterizar a la comunicación de la ciencia”. Está convencida de que haber hallado ese equilibrio es lo que le ha reportado tantos seguidores, sobre todo jóvenes. Son youtubers que bajarán de las alturas para mostrarnos en D+i la trastienda de sus canales.