A las Jornadas de Divulgación Innovadora D+i (21 y 22 de octubre) se viene a vivir experiencias. En primera persona, los asistentes a esta cuarta edición conocerán formas nuevas de divulgar la ciencia, repasarán las tradicionales, renovadas, comprobarán los efectos multiplicadores de la comunicación cuando la ciencia se mezcla con el arte y descubrirán las inusitadas posibilidades que brindan a la divulgación tecnologías ‘en racha’ como la Realidad Virtual.

El Centro de Arte y Tecnología Etopia, en Zaragoza, y este año también el Centro Cívico Delicias, serán los escenarios de este encuentro de divulgadores profesionales venidos de toda España, abierto también a cualquier persona interesada por la divulgación de la ciencia. Lo organiza la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento, en colaboración con el Ayuntamiento de Zaragoza.

Con su habitual formato de sesiones profesionales para inscritos y actividades ‘In Vivo’ abiertas al público, las D+i recibirán este año al neurofisiólogo e imparable divulgador a pie de calle Xurxo Mariño, quien acuñó el término ‘discurshow’ para referirse a su personal y rompedora manera de divulgar la ciencia. Ha dado la vuelta al mundo, como un clásico naturalista, y viene a contarnos la ciencia que encontró a su paso.

La oleada de humor que recorre el ‘espectro’ de la divulgación científica, de la que Xurxo es digno representante, sacudirá las D+i. Entre otras muchas propuestas del programa, asistiremos en directo al ‘Telecienciario’ de Javier Santaolalla y Santi García Cremades. “Si metes el Intermedio, El Mundo Today y Barrio Sésamo en una coctelera y lo mezclas todo, te sale el Telecienciario. Contamos las noticias científicas de otra manera, con mucho cachondeo”. Así define Santi García el proyecto de divulgación de ElMundo.es.

Con su dinamismo de siempre, su capacidad de sorprender y su empeño en servir de reflexión y estímulo para divulgadores, las D+i se fundirán aún más con el arte en su cuarta edición. Recogerán los ecos del proyecto europeo ‘Reverberadas‘, se dialogará sobre performance y poesía, escucharemos cómo suena una nanopartícula y el mismísimo Bosón de Higgs se subirá al escenario de Etopia, en un espectáculo de Antony Maubert que reflexiona sobre la búsqueda del conocimiento, provocando emociones con música y danza butoh.

Con La Mandarina de Newton, los asistentes a D+i experimentarán los sorprendentes resultados de mezclar el método científico y el proceso creativo. ‘Design thinking’ es el novedoso taller de este año, en el que practicar en primera persona la “co-ideación de proyectos singulares”. Su autora, Irene Lapuente, asegura que “estas nuevas dinámicas ayudan a tener más presente al consumidor de cultura científica, así como a mejorar nuestros productos en relación a sus necesidades, deseos y gustos”.

El programa de las cuartas D+i reserva una charla a las Science Shops. Desde la science shop de Bonn (Alemania), Norbert Steinhaus, coordinador de la Living Knowledge Network, descubrirá el trabajo de mediación entre científicos y sociedad que realizan estas entidades, nacidas en Holanda en los años 70. A través de ellas, el investigador ayuda al ciudadano a resolver problemas reales, con lo que esto conlleva de conocimiento y valoración mutuos.

En directo

‘Somos científicos, ¡sácanos de aquí!‘ es otra actividad que experimentaremos en D+i con la misma intención que la anterior: facilitar el acercamiento entre investigadores y el resto de la población. Importado a España por la divulgadora Ángela Monasor, es un concurso que se ha desarrollado este curso pasado con estudiantes de secundaria y que se estrenará en Etopia en completo directo, una primicia que compartirán asistentes inscritos y el público de la ciudad. Se tratará de elegir al científico favorito después de ‘freírlos’ a preguntas.

En la parte de Ciencia In Vivo, abierta al público, habrá talleres, juegos y espectáculos. Los científicos bajan a la arena para hacerse entender. Lo harán este año los investigadores de la Universidad de las Islas Baleares que han participado en la detección, por primera vez, de ondas gravitacionales desde el observatorio americano LIGO. Como, según ellos, no quieren cerrarse en sus ecuaciones, sino encontrar fórmulas para explicar lo que saben, traerán a las jornadas un juego, guiado por ellos mismos, para que todo el mundo entienda por qué las ondas gravitacionales son el tema del año.

También lo es la Realidad Virtual, que nos traerá unas D+i inmersivas, con un espacio-demo y numerosos ejemplos. Es una tecnología en plena expansión que convivirá en las jornadas con la manualidad más absoluta: la papiroflexia. Guiados por el divulgador Miguel Ángel Vidal, los asistentes podrán fabricar su propio transbordador sobre las cataratas del Niágara, cuando se cumplen cien años de su construcción por el ingeniero español Leonardo Torres Quevedo. Pura ingeniería de papel. Y habrá también talleres para todas las edades y los monólogos científicos de humor de ‘LocosXCiencia‘, con el apoyo especial de Fundación Telefónica.

Las Jornadas D+i cuentan con la colaboración de la Fundación Ibercivis, la Universidad de Zaragoza, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la Asociación Española de Comunicación Científica, la Universidad Pompeu i Fabra y de Muy Interesante como media partner. Este año, además, colaboran también con D+i Itainnova, Bifi, la Escuela Museo Origami de Zaragoza y la Universidad de la Experiencia.