Cierra los ojos, de momento, y escucha. Suena el Recital para Alan Turing. Estamos en Etopia Center for Art & Technology, en Zaragoza, en las I Jornadas de Divulgación Innovadora D+I. Sonidos electrónicos con regusto a matemáticas, a computación, a transgresión, a heterodoxia, a Alan Turing. Son Carlos Ballesteros, voz, y Genís Segarra a los teclados, dos músicos a quienes siempre ha gustado mezclar pop y tecnología. Un día recibieron un encargo de un centro cultural de arte y ciencia de Sevilla y ése fue el momento en que se tiraron de bomba a la piscina de la divulgación científica.

“Para nosotros era un proyecto raro”, confiesa Ballesteros recordando aquel momento. Luego el centro sevillano cerró sus puertas e Hidrogenesse se quedó con un montón de documentación sobre Alan Turing y su obra. “Y decidimos seguir adelante nosotros solos. Finalmente, salió un disco”, ‘Recital para Alan Turing’, el que sonará en directo en Etopia en la clausura de las Jornadas D+I. También sus autores contarán su experiencia como músicos de la divulgación.

Sssssssss. Escucha. Ahora suena KiiCS. Más música para la ciencia. Un proyecto europeo en el que participa la Universitat Pompeu Fabra y el Observatori de Comunicació Científica. El objetivo: mezclar ciencia, arte y tecnología. ¿A qué suena la llegada del Curiosity a Marte?, ¿y la selva amazónica?, ¿qué música tiene?, ¿y una ciudad del futuro?, ¿y un paisaje neuronal? Escucha. Gemma Revuelta, subdirectora del Observatori, nos lo tararea en las Jornadas D+I. Además, hay ideas innovadoras que son trasladadas por KiiCS al mundo empresarial. Veamos si salen adelante…

alya-red-620Abre ahora los ojos, pero, por favor, no dejes de escuchar. Siente el latido de ese corazón, de tu corazón. ¿Sabías que el funcionamiento del músculo cardíaco es como es, en gran parte, por la disposición de las fibras musculares? El proyecto Alya Red, un simulador del corazón humano, utiliza la belleza para contárnoslo. El trabajo de Biomecánica de Mariano Vázquez y su equipo del Centro de Supercomputación de Barcelona culmina en un vídeo de divulgación, Alya Red, que ha ganado el premio al mejor vídeo científico del 2012 por la National Science Foundation norteamericana y la revista ‘Science’.

“Para un científico, divulgar su trabajo es su obligación”, opina Vázquez. Pero él, además, lo hace por amor a la ciencia; se ve a la legua. “Hago ‘mundos computacionales’ en un ordenador que intentan reproducir lo mejor posible la naturaleza. Esos ‘mundos’ -sugiere-pueden ser tu propio cuerpo, la atmósfera, el aire alrededor de un avión o un coche, el acero de que está hecho un reactor…”. Estará en Etopia, en Zaragoza, y, visto lo visto, no podemos perdérnoslo.

Pero hay más. Y procura abrir bien los ojos. Veinticinco historias de cine de veinticinco profesores de la Universidad de Zaragoza. Argumento: sus trabajos de investigación. ¿Difícil? En absoluto, porque el realizador y guionista Javier Calvo les ha enseñado cómo hacerlo. Una de las investigadoras compartirá en Etopia, en las Jornadas D+I, los trucos aprendidos para que los conocimientos científicos se conviertan en historias, divertidas muchas de ellas.